Plaza Mayor de Madrid

La majestuosidad histórica que reviste a la ciudad de Madrid ofrece a los turistas la oportunidad de hacer retrospectiva en el tiempo. El ímpetu de sus edificaciones son sellos que denotan poder y dominio. Uno de los lugares de referencia para quienes visitan por primera vez la capital española es la Plaza Mayor, ubicada al centro de la metrópolis. Este espacio de 129 metros de largo y 94 de ancho, contiene en su seno elementos que narran la cosmovisión de la sociedad madrileña del siglo XV y, a su vez, permite a los visitantes tener contacto con la realidad cultural moderna.

Entre los elementos históricos de interés que componen la Plaza Mayor de Madrid se hallan la estatua ecuestre del rey Felipe III; la casa de la Panadería y Arco de Cuchilleros. Asimismo, cuenta con diversos locales comerciales donde se ofertan desde productos de artesanía hasta servicios de hostelería.

La Plaza Mayor de Madrid es visitada por miles de turistas cada año, lo que la convierte en un sitio imprescindible para visitar.

Relato de la Plaza Mayor de Madrid

La Plaza Mayor de Madrid es uno de los centros históricos más importantes de la capital española. Su infraestructura tienes sus orígenes en el siglo XV, conocida inicialmente como ‘plaza del Arrabal’. A lo largo del tiempo adoptó diversos nombres, hasta que, luego de la Guerra Civil Española, retomó su nombre popular ‘Plaza Mayor’, el cual conserva hasta la actualidad.

En su diseño participaron importantes arquitectos, destacándose Juan de Herrera y Juan Gómez de Mora. Debido a los grandes incendios que sufrió la plaza a lo largo del tiempo, tuvo que ser reconstruida hasta llegar a su diseño actual.

Desde sus inicio, la Plaza ha sido usada para distintos fines, más allá de un centro para el comercio. También se realizan concentraciones y actos públicos, así como festivales y conciertos, sobre todo los que se hacen en honor a San Isidro Labrador.

Que ver en la Plaza Mayor En la Plaza mayor

La plaza cuenta con tres lugares que todo turistas debe conocer:

  • El primero de ellos es la Estatua de Felipe III . Esta obra ecuestre fue Creada en 1616 por Juan de Bolonia y Pietro Tacca, fue un regalo del Duque de Florencia al rey español. Hasta mediados del siglo XIX estuvo en la Casa de Campo.  En 1931, durante la proclamación de la II República, la estatua sufrió un atentado.  Aprovechando la abertura en la boca del caballo, fueron introducido una serie de explosivos. La detonación trajo un descubrimiento curioso: debido a lo hueca de la estructura, en la panza del caballo reposaban huesecillos de aves que se colaron y quedaron atrapados durante los siglos en el interior del animal.  Daños causados por el ataque fueron subsanados y la obra se conserva hasta la actualidad.
  • Casa de la Panadería: Es el edificio más antiguo e importante, pues fue el primero en comenzar a construirse  con la Plaza Mayor. Sus recintos albergaron destacadas instituciones, tales como la Academia de Bellas Artes de San Francisco y la Real academia de la Historia. De igual manera, ha sido sede de algunas dependencias locales, entre ellas la Biblioteca Municipal y el Archivo Municipal. Actualmente, sus espacios están siendo ocupados por empresas encargadas de la promoción del turismo en Madrid.
  • El Arco de Cuchilleros: Este arco es la más conocida de las diez puertas de acceso que tiene la Plaza Mayor. El nombre viene de la calle con la que comunica, la calle Cuchilleros. La altura del arco se debe al gran desnivel que existe entre la Plaza Mayor y la Cava de San Miguel. El diseño de este arco data de 1790 y es autoría  de Juan de Villanueva.
  • Los alrededores de la plaza están compuesto por diversos locales comerciales donde os visitantes pueden encontrar productor artesanales y servicios de hostelería.
  • Su ubicación privilegiada, permite a los turista el fácil traslado a puntos de igual interés, ellos la Puerta del Sol (350 m); el Palacio Real de Madrid (617 m); la Catedral de la Almudena (607 m) y la Gran Vía (558 m).
Valora esta página